domingo, 30 de marzo de 2014

RECORTES





MI ZONA E
Divisé las tijeras abiertas, acercándose, acechándome, amenazándome. Sus cantos afilados frente a mí. Su sonrisa pervertida y masoquista. Mi cuerpo se empapó de un sudor frío, mi estómago se cerró y mi cerebro empezó a trabajar a velocidad de cortocircuito hasta que las tijeras llegaron a escasa distancia.
Entonces, decidí vivir unos días a su lado, acariciarlas, arañarme con ellas y sentir su frialdad que se me traspasó a las venas. Así, en el momento menos pensado, salté por encima de ellas mirándolas de soslayo con una sonrisa no fingida y,  mientras andaba contorneando mi trasero, me fui hacia el horizonte con paso firme y decidido de femenina convencida de su capacidad.
Susana

FERMÍN PATA NEGRA
Fermín Pata Negra, alma máter de la chacinería charra más internacional de nuestro país y probablemente el mejor charcutero y jamonero de la comarca, os desea felices fiestas y un próspero un año nuevo durante el cual podáis seguir disfrutando y compartiendo nuestros productos: desde un sabroso País a un Ibérico y así, hasta un Bellota.
Agradeciéndoles la confianza depositada en nuestros productos, durante las fiestas navideñas les obsequiamos con una generosa bandeja de recortes del Jabugo más aromático y mejor curado del mercado, con el que podrán preparar unas maravillosas croquetas, unos deliciosos cannelloni y por qué no... degustarlos tal cual durante sus aperitivos, bien regados por un buen vino para poder seguir brindando por todo lo brindable.
Jamonerías  Cooperativas Fermín Pata Negra, en tiempos de recortes…recortamos los precios…sin recortar la calidad.
Jamonerías Cooperativas Fermín Pata Negra: sabrosos recortes…con corazón.
Marta Albricias


La Culpa es de Zapatero 
Durmió muy mal,  la acosó la preocupación por la situación del negocio, anda mal, las cuentas no dan, aunque operativamente parece que no se está produciendo pérdidas, ella sabe que al cierre anual va a tener un déficit de aproximadamente 5000 euros, mal, muy mal, no tiene como financiar la pérdida, el capital de trabajo, las reservas se están agotando, se está endeudando, va a tener que hacer ajuste en el negocio, botar a un  docente para reducir gastos.

Isabel invirtió  gran parte del patrimonio que le quedo después del divorcio, más el dinero de un crédito que le concedieron, cuyo aval es el piso de su mamá, en un negocio de guardería.  Graduada de docente de preescolar, en lo que estuvo trabajando muchos años antes de casarse, lo  dejó porque el marido se empeñó, insistió, que se dedicará solamente a cuidar a su único hijo.

El negocio tenía dos años de iniciar actividades, iba bien, prosperando, hasta que en el 2008, cuando comienza los retiros de los niños, entra en crisis

Les pregunta angustiada a los padres, abuelos, representantes,
-Señora Eulalia porque retira a Arnua, que se está adaptando muy bien al colegio, la respuesta es –no tengo como pagarlo, me echaron del trabajo de secretaria, no contaron los seis años estaba en la empresa, así a como a mi a otras diez personas.

A Francisco, colombiano, que tenía una nena, Carolina, que estaba en la guarde desde que tenía tres meses y ahora esta por cumplir los 2 años. -Me duele mucho que la retires, la quiero mucho- el señor, con su acento latino americano, le responde - es que trabajo en la construcción y todo está parado, tengo muy pocos ingresos no me queda otra que sacar a la nena-.

En un mes la matricula de niños que llegaba a 60 se redujo a 29, es un desastre, el motivo es que el padre, la madre o ambos han perdido el trabajo, los han echado.

Desayunando para ir a la guarde, Isabel, ve las noticias por la televisión, de mas recortes en la sanidad y salud, de incremento del desempleo, aumento de la prima de riesgo, recesión en EEUU, Merkel dice que los de sur merecen la suerte que están viviendo, se para la industria de la construcción, se suicida una pareja  porque le iban a sacar de su casa por falta de pago de la hipoteca, muchas viviendas nuevas sin vender, las personas que depositaron su dinero en Bankia, en las preferentes, tienen problemas para recuperar su dinero, noticias malas, malas, malas, muy malas noticias.

Isabel piensa tomándose el café - menos mal que ya están cercas las elecciones y vamos a echar a Zapateron y saldremos de la crisis-.

Mientras tanto ella tiene que decidir a que docente echar, ¿ Laya o a Ángel?

Jesus


EXTRACTOS DEL INFORME PSICÓLÓGICO DE JUAN EUSEBIO EXPÓSITO GÓMEZ, ALIAS, EL RECORTES.

El recluso, Juan Eusebio Expósito, fue criado por su abuela, mujer poco afectuosa y firme partidaria de los castigos físicos. Juan Eusebio recuerda con nitidez que “con su abuela era mejor guardar silencio”. Lo que explicaría su carácter retraído y desconfiado. A pesar de estas circunstancias, habla de su niñez con cariño y como una etapa dichosa. Con frecuencia repite que “con mi abuela nunca me faltó un plato de comida y siempre fui limpio”.
El inicio de la adolescencia del recluso estuvo marcado por la confirmación de que su madre ejercía la prostitución. Su abuela, harta de que Juan Eusebio volviera a casa con señales manifiestas de haberse peleado, le confesó que lo que decían los otros niños era verdad. Desde esta revelación, Juan Eusebio desarrolló múltiples estrategias para pasar desapercibido: no mirar a los ojos de la gente, situarse en los espacios en los que el grupo se difumina, postura corporal encogida, callar siempre (como le enseñara su abuela), y en último extremo huir.
El recluso abandonó los estudios antes de acabar la E.G.B., trabajó de friegaplatos en varios restaurantes del centro y tuvo sus primeros escarceos sexuales con la Huesos, una amiga de su madre, que “me dejo meterla mano y me hizo unas pajillas”.
(…)
El recluso compartió el inicio en las conductas delictivas con el Pirulo, el hijo de la Huesos. Desde robos de motos y atracos callejeros hasta acabar como matones a sueldo del Carreño, un narcotraficante en fase de expansión.
Esta época de su vida estuvo, al igual que la infancia, plena de ilusiones y fe en el futuro. Juan Eusebio y el Pirulo tenían un plan, “ganar una pasta gansa y comprarnos unas viviendas unifamiliares en Marina d’Or”
Estos sueños y la consiguiente confianza en la gente y en el mundo se vinieron abajo cuando el recluso descubrió que el Pirulo se acostaba con su madre. Juan Eusebio se sintió hondamente traicionado. Siempre recalca que “yo, desde que me hice colega del Pirulo, nunca busqué nada con la Huesos”.
La crisis emocional, que le ocasionó este desengaño, desencadenó en el recluso la psicopatía que padece. Una manifestación de esta patología fue el uso de una radial (inspirado por una conocida película de terror) para trocear a sus víctimas. Otra, que estaba orgulloso de ser conocido como el Recortes, en perjuicio de Juan Eusebio. Y la más evidente de todas ellas era la sensación de poder que experimentaba cuando sus víctimas quedaban paralizadas de espanto al verle con la radial en la mano.
(…)

Felipe Deucalión
 
RECORTES               
El anciano estaba sentado de cara a la mesa. Su concentración era absoluta. Cortaba las páginas de la revista usando las pequeñas tijeras con una precisión milimétrica. Sus figuras y guirnaldas eran cada vez mejores.
En la residencia geriátrica donde vivía hacía ya años, también se dejaban sentir los recortes. Faltaban cuidadores, equipamiento sanitario e higiénico, y daban peor comida. La palabra era “recorte” y Arturo la conocía bien.
Cuando vivía en el mundo exterior, fue un hombre muy importante. Su profesión: ingeniero aeronáutico, y su forma física, le habían llevado a tener una de las experiencias más importantes de su vida: ver la tierra desde el espacio. Era astronauta. En la residencia nadie le creía. Cuando lo contaba todos pensaban que era demencia senil.
Cuando vio el planeta azul desde el espacio, pensó que un lugar tan maravilloso para vivir, podía albergar y alimentar a todos. Pero sabía que eso no era la realidad.
Los recortes siempre habían estado presentes en su vida. En sus años escolares su familia pasó penurias después de la guerra. Las limitaciones estaban a la orden del día.
Trabajando duramente para pagarse los estudios, consiguió graduarse. Más adelante emigró a Estados Unidos, donde se presentó la oportunidad de su vida: la NASA.
Allí su prometedora carrera en ascenso también se vio truncada por los recortes, que el gobierno estadounidense aplicó en favor de la guerra.
Años después su mujer americana le dejó en la ruina tras el divorcio. Otra vez las rebajas llenaron su existencia.
Cansado y con ganas de cambiar, regresó a su país, donde trabajó como ingeniero hasta su jubilación que fue antes de lo que el quería por cierre de la empresa.
Sus años de senectud experimentaron cada vez más recortes, también sentimentales. Su hija se volvió a casar, con un hombre muy absorbente y limitó notablemente sus visitas. Por suerte su nieto nunca dejó de demostrarle su cariño.
Arturo se hizo famoso en la residencia por su habilidad con los recortes. Al fin había logrado reconciliarse con ellos aunque había tardado toda una vida.
Nota:  Arturo Mata García, Barcelona 1933 – Barcelona 2020.
Laia


El caso de los recortes de periódico.
Estaba leyendo el periódico en la cafetería de mi amigo Joan, cuando me sonó el movil.


Era Artal. Desde el despacho, me decía que me esperaba en la comisaría de Vía Layetana, pues su amigo Martí, inspector de policía, le había pedido nuestra ayuda.


Una vez allí, el inspector Martí, nos puso al corriente del caso. Había desaparecido una joven corista del ballet ruso que se hallaban hospedados en el hotel Rialto de Barcelona, y la única pista del caso era que habían encontrado en la habitación de la joven, varios periódicos del día con un recorte en la sección de anuncios de cada uno de ellos. Naturalmente mandé a Artal a conseguir los periódicos nuevos para ver qué recortes eran los que faltaban. En todos ellos, el recorte que faltaba era el mismo. –


-Lyubimayá, Ty nushna manyé- 


Cariño, te necesito. Traducción del amigo de Artal el inspector Martín.  Y debajo


08015-GranVia, Russkaya Pravoslavnaya Tserkov. A lo cual el inspector nos dijo, ah ya, la iglesia ortodoxa rusa de la Gran vía en el distrito 15 del eixample esquerra.


Así que nos dirigimos hacia allí. Al llegar, hablamos con una especie de cura o pope sin decirle que éramos de la policia, y le enseñamos la fotografía de la chica diciéndole que éramos compañeros del teatro y no sabíamos nada de ella. El nos dijo receloso que la conocía pero que no sabía nada pues sólo la había visto una vez. Viendo el nerviosismo del pope nos dimos cuenta de que sabía más de lo que decía. Así que el inspector le mostró la placa y le incitó a que nos dijese lo que sabía o le iba a cerrar el chiringuito una temporadita.


Al final apareció la joven, que estaba escondida en la iglesia junto a un joven sin papeles ruso.


Por lo visto los dos jóvenes, habían planeado su fuga para poder vivir en España, así la joven rusa, podría pasar sin problemas la frontera con el coro de baile del ballet ruso, y el joven Yuri, intentaría llegar al país escondido en uno de los camiones que pasan la frontera y van hacia Europa. Una vez llegado a España pondría un anuncio en varios periódicos del pais para que ella pudiese encontrarle. Así que cuando entró en España, por la frontera con Andorra, el camion le dejó en Barcelona, donde se refugió en la iglesia ortodoxa de Gran Vía, de la cual le habían hablado ya en Rusia. El padre una vez conocida su historia no dudó en ayudarles y le dio el dinero para poner los anuncios. Su suerte fue que su amada se hallaba en ese momento con la troupe en Barcelona. Y ya os podeis imaginar como acaba el cuento.


Al salir de la iglesia, el inspector Martí le dijo a Artal, - Y fueron  felices y comieron perdices_


Artal se rió, - Pues yo, francamente, - les dije- antes de comer perdices, me gustaría invitaros a una cervecita en la Plaza Real, con unas tapitas de ensaladilla rusa, ¿qué os parece?-


Lola Ruiz Jurado.


LES RETALLADES DEL DIARI.
Erase una vegada un tió força lleig amb unes ulleretes molt pijes i una barba força interessant. El menda havia saltat al estrellato ja feia uns anys amb el tema del vaixell de marres i els famosos “hilillos de plastilina”. Al mateix moment que van caure unes tisores a mans de semejante sastre va començar la seva feina.
Al igual que les multinacionals contracten professionals per fer els ajustos necessaris en plantilla, foten al carrer milers i milers d’obscurs oficinistes de tiratge gris, el nostre personatge actua conforme al procediment. Proceda: Comencem amb les tisores igual que a la botiga de teles d’Urquinaona on anava la meva avia a comprar retalls. Ja ho deia el Sr. Marqués el “Gatopardo”: Tenim que canviar –ho tot perquè tot continui igual.
No hi ha problema; da igual que la gent no pugui pagar la llum i el gas a l’hivern, no importa que la gent quedi al carrer per manca de pagament de la hipoteca. Son efectes colaterals, com la peli del Schwarzenegger.
L’important es que els comptes de l’Estat Espanyol comencin a sanejar-se. Canviar la tendència, dirien els tècnics del Dr. Montoro. La famosa macroeconomia, aquell valor abstracte, aquell orgull nacional, aquell: FAMILIA, PAN, DIOS, TRABAJO, que propugnaven les doctrines dels anys seixanta. Aquella massa que lloava llogres comunitaris, de la nació, del país. No importa la gent particular. No hi han individus. No hi han persones. Hi han pobles, províncies, autonomies. Es el triomf del conjunt davant la unitat. Es el segle XXI.
Pep Balaguer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario