viernes, 18 de noviembre de 2016

ANIMALES



COCONUT
Coco es grande, pelirrojo
y caza ratones de reojo
Gran compañero, elegante y sincero
Le gusta comer croquetas de Mero

Desde su rincón confortable
Observa, mira;
buscando las caricias
de Albricias

Besos de arena
Sin collar ni cadena
Un salto que despierta
Y la puerta abierta......

a

...... un nuevo dia
Abierto a la curiosidad
Viviendo sus siete vidas
Alma felina
Mirada inocente...
...que sabe guardar muy bien el secreto
de su suave ronroneo.
Los pasos del leopardo no le asustan;
enroscado y soñando; saltando y jugando
son sus ojos dos gemas que ven en la oscuridad;
¿Ojos de La Caja de Pandora ?
¿Te atreverías a mirar en su interior ?


Marta Albricias





ANIMALES FANTÁSTICOS
Le dije a Manolo, -Cariño, ¿porqué no vamos a ver esa peli nueva de animales fantásticos?-
-¿Y de qué va esa peli?, alguna peli rara de esas que a ti te gustan…-
-Manolo que ya sé que a ti estas de fantasía no te van, pero …¡jolines que yo me he tragado todas esas de Jackie chan, del coletas ese que no hace más que dar puñetazos en plan kunfú y muchas más que tu sabes que a mí no me gustan!-
-¡Bueno vale, iremos!- Me dijo al fin.
-¡Para qué le diría nada! Entre las palomitas, las cocacolas y que no dejaba de hacerme preguntas porque no entendía la película … Bueno pues lo que se suponía iba a ser algo digno de disfrute, Manolo se encargó de hacerme creer que había sido un auténtico tormento, una peli como dijo él que no tenía ni pies ni cabeza…
-¿Pero quien se va a creer que existen todos esos bichos?- Me dijo. -Lo siento querida pero convendrás conmigo en que la peli era mala, mala a más no poder-
En aquel momento vi que en la sala de al lado hacían una de esas tipo Jacki chan que tanto le gustaban, y le dije,- Mira Manolo, ¿qué te parece si entramos otra vez al cine?,¡ mira esa, de las que te gustan!. ¿Qué te parece?-
-Pues vale, como aún es pronto, pero si no te gusta a ti…-
- No, no, no te preocupes cariño, ya verás qué bien lo vamos a pasar. ¡ Ala!, vete comprando las palomitas que yo compro las entradas-

Al volver a entrar, dejé a Manolo en la sala 4 mirándome extrañado y yo me volví a meter en la 2 a ver mi película… que esta vez no me la iba a estropear nadie.


Lola Ruíz







EL FUTURO FUE ANTEAYER

Estamos atrincherados en el pabellón municipal. Somos los restos del ejército carnívoro. Los animalistas nos tienen sitiados. No creo que podamos resistir mucho. Todo este lío empezó sin darnos cuenta. De hecho, muchos apoyábamos, inicialmente, la reivindicación de los animalistas en contra del mal trato a los animales en general y a los toros en particular. También vimos con simpatía la multiplicación de los vegetarianos y veganos.

Cuando se decretó, que en todos los menús de los restaurantes y casas de comidas del país, hubiera un primero y un segundo vegetariano y/o vegano, no supimos que cara poner. Los carnívoros argumentamos, que entonces en todos los restaurantes vegetarianos y/o veganos debería haber un primero y un segundo que tuviera carne. Nos dijeron que eso sería adulterar la naturaleza de los restaurantes vegetarianos y/o veganos, y finalmente lo aceptamos en aras de la convivencia con los animalistas.

Sin embargo, poco tiempo después, esta convivencia se volvió imposible. Los animalistas consiguieron la prohibición de las granjas de animales. Se consideró vejatorio el trato recibido por los animales en dichas granjas. Desde ese momento, si querías comer carne tenías que criar tú mismo al animal. Entonces hubo tumultos y algaradas, pero finalmente surgió la Liga de los carnívoros y nos auto organizamos para tener nuestro propio ganado y la paz se restableció.

No obstante, la concordia no fue posible, porque los animalistas presionaron hasta conseguir la abolición de cualquier tipo de ganado. Este fue el inicio de la primera guerra entre animalistas y carnívoros, que acabó con el armisticio de Amberes, las perdidas por ambas partes habían sido considerables. Pero los animalistas aprovecharon la tregua para rearmarse, nosotros, en cambio, la aprovechamos para abastecernos de carne. Así que la segunda guerra ha sido un continuo de victorias de los animalistas. Ahora, las últimas tropas carnívoras estamos atrincheradas en el pabellón municipal. No vamos a resistir mucho, saboreo mi hamburguesa y engraso mi fusil.


Felipe Deucalión

No hay comentarios:

Publicar un comentario